Pruebas de sangre del hígado, síntomas altos y normales, causas y resultados.


¿Qué debo saber sobre las pruebas de sangre del hígado? ¿Por qué se usan?

Imagen de prueba de función hepática

Imagen de prueba de función hepática por iStock

¿Qué son las pruebas de sangre del hígado? ¿Por qué se usan?

Los análisis de sangre del hígado están diseñados para mostrar evidencia de que anormalidades, por ejemplo, inflamación, daño de las células hepáticas, tienen o están ocurriendo dentro del hígado. Los análisis de sangre más utilizados para la enfermedad hepática son las aminotransferasas (alanina aminotransferasa o ALT y aspartato aminotransferasa o AST).

¿Cuáles son los signos y síntomas de las pruebas de sangre alta en el hígado?

Las personas con elevaciones leves a moderadas de AST y ALT pueden no tener síntomas o síntomas sistémicos leves. Estos pueden incluir malestar general, fatiga, fiebre, falta de apetito, dolor abdominal, ictericia (coloración amarillenta de la piel), picazón, náuseas o vómitos.

¿Cuáles son los niveles normales y elevados (altos) de enzimas hepáticas?

Niveles normales de ALT varía de aproximadamente 7-56 unidades / litro, y 10-40 unidades / litros para AST. Niveles elevados de AST y ALT pueden significar el nivel de daño hepático en una persona.

¿Qué enfermedades y medicamentos causan las enzimas hepáticas elevadas?

Las causas comunes de ALT y AST elevadas son infecciones hepáticas virales, abuso de alcohol, cirrosis (por cualquier causa crónica), hemocromatosis (sobrecarga de hierro), shock y / o insuficiencia cardíaca. Las causas comunes de niveles anormales de AST y ALT son muy variadas (por ejemplo, toxinas y enfermedades autoinmunes).

Muchos medicamentos pueden causar niveles elevados de AST y ALT en la sangre, y algunos medicamentos pueden causar daños graves, por ejemplo, acetaminofén (Tylenol).

¿Qué son AST y ALT (aminotransferasas)?

Las aminotransferasas son enzimas (proteínas que ayudan a acelerar las reacciones químicas en el cuerpo) que se encuentran principalmente en el hígado, pero también en otros tejidos, como los músculos. Forman parte de los procesos metabólicos normales en el hígado y son responsables de transferir aminoácidos (componentes que forman proteínas) de una molécula a otra. La ALT se conocía anteriormente como transaminasa glutámica-pirúvica sérica (SGPT) y la AST como transaminasa glutámica-oxaloacética (SGOT) sérica.

¿Cuáles son los síntomas de los niveles anormales de las enzimas hepáticas?

Los síntomas de elevación leve a moderada de las enzimas hepáticas pueden variar de ningún síntoma a síntomas generalizados que incluyen malestar general, fatiga, fiebre, falta de apetito, dolor abdominal, ictericia (coloración amarillenta de la piel), picazón, náuseas o vómitos.

¿Cuáles son los niveles normales y elevados (altos) de AST y ALT?

¿Cuáles son los niveles normales de AST y ALT?

Los niveles normales de AST y ALT pueden variar ligeramente según los valores de referencia de cada laboratorio. Típicamente, el rango para AST normal se informa entre 10 a 40 unidades por litro y ALT entre 7 a 56 unidades por litro. Las elevaciones leves generalmente se consideran 2-3 veces más altas que el rango normal. En algunas condiciones, estas enzimas pueden estar severamente elevadas, en el rango de 1000.

¿Cuáles son los niveles elevados (altos) de AST y ALT?

Los niveles elevados de enzimas hepáticas en general significan algún tipo de daño o lesión hepática (o hepática). Estos niveles pueden estar elevados de manera aguda (a corto plazo), lo que indica una lesión repentina en el hígado, o pueden estar elevados crónicamente (a largo plazo), lo que sugiere una lesión hepática en curso. Además de la duración, el nivel de elevación anormal de las aminotransferasas también es significativo. En algunas condiciones, la elevación puede ser leve, consistente con una lesión leve o inflamación del hígado. También pueden estar severamente elevados, posiblemente hasta 10 a 20 veces los valores normales, lo que sugiere un daño más significativo al hígado.




DIAPOSITIVAS

Síntomas de mono: tratamiento de mononucleosis infecciosa
Ver presentación de diapositivas

Enfermedades que causan elevación de las enzimas hepáticas en la sangre

Las enfermedades más comunes que causan ALT y AST anormalmente elevadas son hepatitis viral aguda, como hepatitis A o B, hepatitis viral crónica, hepatitis B o C, cirrosis del hígado (cicatrización del hígado debido a una inflamación prolongada del hígado) , daño hepático por abuso de alcohol o hígado graso alcohólico, hemocromatosis (una afección genética que causa daño hepático prolongado debido a la acumulación de hierro en el hígado) y disminución del flujo sanguíneo al hígado (por shock o insuficiencia cardíaca).

Medicamentos que causan niveles anormales de enzimas hepáticas en la sangre

  • Sobredosis de medicación intencional, como acetaminofén (daño hepático de Tylenol).
  • Acetaminofén (Tylenol u otros medicamentos con un componente de Tylenol, como Vicodin).
  • Algunos analgésicos, por ejemplo, diclofenaco (Voltaren) y naproxeno (Naprosyn, Anaprox, Aleve, Naprelan).
  • Medicamentos para bajar el colesterol, estatinas, por ejemplo, atorvastatina (Lipitor) y simvastatina (Zocor).
  • Algunos antibióticos, por ejemplo, sulfonamidas y nitrofurantoína (Macrodantin; Furadantin; Macrobid).
  • Algunos medicamentos para la tuberculosis, por ejemplo, isoniazida (Nydrazid, Laniazid, INH).
  • Algunos medicamentos antifúngicos, por ejemplo, fluconazol (Diflucan) e itraconazol (Sporanox).
  • Algunos medicamentos psiquiátricos, por ejemplo, antidepresivos tricíclicos.
  • Algunos medicamentos anticonvulsivos, por ejemplo, fenitoína (Dilantin), carbamazepina (Tegretol, Tegretol XR, Equetro, Carbatrol) y ácido valproico (Depakote, Depakote ER, Depakene, Depacon).

¿Cuáles son las causas menos comunes de las enzimas hepáticas anormales?

Hay muchas otras causas de los niveles anormalmente elevados de enzimas hepáticas en la sangre además de las mencionadas anteriormente. Algunas de estas condiciones incluyen:

¿Qué pruebas y procedimientos diagnostican las causas de los niveles anormales de las enzimas hepáticas?

El paso más importante en la evaluación de pacientes con niveles anormales de enzimas hepáticas es realizar un historial médico completo y realizar un examen médico completo. Todos los medicamentos del paciente, incluidos los medicamentos de venta libre (OTC) y remedios herbales.

Cualquier historial de transfusión de sangre (especialmente si se realizó hace mucho tiempo cuando la detección de sangre donada era mucho menos estricta), antecedentes de uso de drogas intravenosas (inyección) o intranasales (resoplido) o intercambio de agujas, tatuajes, contacto sexual con alguien con posible virus la hepatitis, el consumo de alcohol, los viajes al extranjero y el posible consumo de alimentos contaminados deben ser cuestionados. Además, además de las pruebas hepáticas (transaminasas), se deben medir otras pruebas para evaluar las funciones hepáticas, como un panel de coagulación de la sangre, el nivel de albúmina y el nivel de bilirrubina total, así como un recuento sanguíneo completo. La detección de hepatitis viral también se realiza de manera rutinaria para detectar posibles infecciones activas del hígado (activo agudo o crónico) o para determinar la inmunidad contra estos virus mediante infecciones previas o vacunación.

En muchos casos, un médico también puede ordenar una ecografía del hígado para evaluar la estructura del hígado y el árbol biliar, así como para buscar cualquier cálculo biliar que pueda estar causando la enfermedad hepática.

Monitoreo de niveles anormales de enzimas en la sangre

Las pruebas de hígado se controlan según el grado, la duración y la causa de la anomalía. Por ejemplo, en una persona que tiene una infección crónica (de larga data) por hepatitis B o C, el especialista en hígado (hepatólogo) puede optar por la vigilancia de estos niveles cada 3 a 6 meses para asegurarse de que no aumenten. Por otro lado, si se ve a una persona sana en el hospital por sobredosis de Tylenol, entonces se debe controlar muy de cerca, y se pueden determinar los niveles de ALT y ALT varias veces al día para controlar su tendencia y guiar la terapia .

Otras pruebas de sangre del hígado que miden niveles anormales de enzimas en la sangre

Hay varias otras enzimas hepáticas que realizan funciones importantes, sin embargo, muchas de estas no son medidas rutinarias en los análisis de sangre. La fosfatasa alcalina se informa muy comúnmente con las transaminasas como parte del análisis de sangre del panel metabólico. Esta molécula generalmente reside en la pared de los conductos intra y extra-biliares (estructuras en forma de tubo dentro del hígado que conectan las células del hígado y finalmente se unen desde el conducto biliar, conectando el hígado a la vesícula biliar). La elevación de esta enzima puede indicar una lesión o inflamación de estos tubos (conductos). Las causas comunes de esto son la obstrucción de la vesícula biliar y ciertos medicamentos.

También hay otras enzimas hepáticas, como la lactato deshidrogenasa (LDH), la glutamato deshidrogenasa y la gamma-glutamiltranspeptidasa (GGT), que se miden de forma menos habitual clínicamente.

¿Cuánto tiempo llevará obtener los resultados (interpretación) de sus análisis de sangre del hígado?

Los niveles de ALT y AST se obtienen directamente de una muestra de sangre que se envía al laboratorio para su medición. Los resultados generalmente están disponibles en cuestión de horas o días y se informan al médico que realiza el pedido para su revisión.





PREGUNTA

El virus de la hepatitis C causa una infección de ______________.
Ver respuesta

Revisado en 13/08/2019


Fuentes:
Referencias